Aceite de ricino para pelo

¿Estás cansada de tener tu cabello en mal estado? Bueno, esos días han terminado. En esta oportunidad te presentamos un producto con el que podrás no solo reparar tu cabello, sino que podrás mantenerlo en óptimas condiciones. Si necesitas urgentemente una transformación en tu cabello te invitamos a que uses el aceite de ricino para pelo. Dicho aceite esencial, tiene en su composición una gran cantidad de nutrientes que ayudan a restablecer el cabello hasta dejarlo suave y resistente; y lo mejor es que funciona en cualquier tipo de pelo.

En su haber podemos encontrar una buena carga de compuestos como vitamina E, ácidos grasos y proteínas que hacen que dicho aceite se convierta en el tratamiento capilar idóneo.

Además, tiene una propiedad magnífica que ayuda a mantener el cabello hidratado, por lo cual todo problema de resequedad, caspa o comezón será eliminado. En otras palabras, ayuda a que el cuero cabelludo se mantenga en equilibrio y el cabello se vea y se sienta suave.

También es importante mencionar, que entre otros de los beneficios que otorga este aceite es que las pestañas crecen más largas y hace que las cejas se vean más atractivas; por lo que sin lugar a dudas, obtendrás un aspecto más armonioso que te hará resaltar entre los demás.

Ahora bien, por su versatilidad y todos los beneficios que ofrece, el aceite de ricino se ha convertido en una auténtica tendencia en el mundo de la belleza y el bienestar.

¿Te interesa conocer más a fondo los beneficios del aceite de ricino para pelo? Mira nuestros consejos y guía sencilla para que obtengas los mejores resultados en muy poco tiempo.

¿Por qué el aceite de ricino es bueno para el cabello?

El aceite de ricino desde hace mucho tiempo se ha utilizado como tratamiento efectivo para reparar y cuidar el cabello. Principalmente, ha sido empleado para combatir problemas de sequedad, cabello débil y las puntas abiertas; además, si se usa regularmente restaura y mantiene la salud del cabello, ofreciendo como respuesta una cabellera bella y radiante. Son muchas las razones por la cual este aceite funciona como tratamiento natural para el cabello y el cuero cabelludo.

El aceite de ricino en su estado puro contiene múltiples propiedades nutritivas que ayudan a restaurar el cabello de manera impresionante. Particularmente, tiene una buena cantidad de ácido ricinoleico, constituyendo el 90% de su composición. Dicho ácido graso omega 9 es el que aporta los beneficios para el cabello.

Adicionalmente tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que ayudan a que el cuero cabelludo se mantenga equilibrado y sano. Así mismo, cuando se aplica mediante masajes, la circulación de la sangre en esa zona mejora, ofreciendo como beneficio el crecimiento del cabello.

Por otro lado, el aceite de ricino contiene vitamina E y proteínas que promueven el fortalecimiento y restauración del cabello maltratado. También proporciona mucha humedad y otros nutrientes que ayudan a eliminar la sequedad y las puntas abiertas.

En su composición también podemos encontrar ácidos grasos muy similares al aceite natural generado por el cuero cabelludo, por lo que el proceso de absorción de dicho aceite será igual de fácil. En este sentido, es importante mencionar que la aplicación del aceite de ricino no deja ningún tipo de residuo aceitoso en el cuero cabelludo ni en el pelo.

Sin importar que tipo de cabello tengas, ondulado, liso o rizado; o bien sea, porque tengas el cabello largo o corto, el aceite de ricino funciona perfectamente bajo todas las condiciones o diversas características. Lo importante aquí, es que al usarse regularmente se obtiene como resultado un cabello sano, suave y hermosamente brillante.

Ten presente que, siendo el aceite de ricino un aceite lleno de tantos nutrientes obviamente proporcionará muchos beneficios, sobre todo si se usa para el cabello. Por esta razón, te invitamos a que lo incluyas en tu rutina diaria para el cuidado de tu pelo y así saques provecho de todos sus beneficios:

Fortalece el cabello

Entre uno de los compuestos del cabello podemos encontrar la queratina, un compuesto del tipo proteico el cual se ve afectado por el constante maltrato al que se ve sometido el pelo.

Cuando se le aplican productos capilares químicos se producen daños importantes como la destrucción de la capa protectora del pelo y la debilitación de su estructura natural. Sin embargo, con la aplicación del aceite de ricino se restaura por completo este compuesto proteico perdido y, por consiguiente, cada hebra se vuelve más resistente.

Crece el cabello naturalmente largo

A lo mejor has optado por ponerte extensiones para poder tener un cabello mas largo; no obstante, un cabello largo natural siempre será la mejor opción. Por suerte, el aceite de ricino ayuda a estimular el crecimiento del pelo en poco tiempo.

Bien decíamos anteriormente que este aceite contiene ácidos grasos que ayudan con la circulación sanguínea del cuero cabelludo; por lo tanto, el crecimiento del mismo será más rápido. Es así como con el aceite de ricino obtienes un cabello largo y saludable de manera natural.

Hidrata e hidrata el cabello

Entre una de las propiedades del aceite de ricino está la humedad, la cual lo convierte en un excelente acondicionador natural para el cabello. Básicamente, el aceite proporciona una capa que ayuda a adherir dicha humedad en cada hebra, por lo que el cabello siempre estará hidratado.

Te recomendamos apliques el aceite de ricino con un suero para el cabello y observes como poco a poco el cabello seco y con puntas abiertas se va regenerando hasta convertirse en un pelo brillante y suave.

Mantiene el cuero cabelludo equilibrado y sin caspa

El aceite de ricino no solo funciona para restaurar el cabello, sino que también beneficia enormemente al cuero cabelludo. Este contiene una propiedad antibacteriana y antiinflamatoria que ayuda a que el cuero cabelludo se mantenga sano. Asimismo, alivia el picor y ayuda a eliminar la caspa.

Por otro lado, la propiedad de humedad ayuda a eliminar la resequedad del cuero cabelludo y, a la par, ayuda a mantener un pH equilibrado. Así que, no solo tendrás un cabello lindo sino un cuero cabelludo más saludable.

¿Quieres crear una mezcla de aceites?

Ciertamente, el aceite de ricino se puede mezclar con otros aceites. Continua con nosotros y aprende sobre cuáles son los mejores tipos de aceites naturales que se pueden mezclar con este aceite para obtener todos los beneficios necesarios en pro del cabello.

Cómo usar el aceite de ricino para pelo

El aceite de ricino se puede utilizar de múltiples maneras: lo puedes usar como mascarilla para el cabello, tratamiento para el cuero cabelludo o, incluso como acondicionador. Sin embargo, lo más común es utilizarlo para todos los propósitos antes mencionados.

A continuación te daremos algunos consejos sobre cómo utilizar el aceite de ricino como tratamiento para el cabello.

Suministros que necesita

La aplicación del aceite de ricino es un procedimiento muy fácil de llevar a cabo, solo se deben tener a la mano ciertos suministros como:

  • Taza
  • Frasco vacío
  • Frasco de spray
  • Gorro para ducha
  • Toallas
  • Agua caliente
  • Camisa vieja o algún paño que ayude a proteger la ropa de las manchas

Preparando

Para preparar el aceite de ricino de manera correcta y que este quede con la textura, el olor y la calidad deseada tienes que llevar a cabo ciertos truquitos que te vamos a presentar a continuación:

Diluye el aceite de ricino: de por si este aceite tiene una consistencia muy densa, que si se deja de esta manera se torna un poco difícil esparcirlo o extenderlo por todo el cuero cabelludo y el cabello.

Por esta razón se vuelve necesario aligerar el aceite de ricino. Una muy buena recomendación es mezclar en partes iguales este aceite con otro tipo de aceite como el oliva, coco o jojoba. Estos también tienen excelentes propiedades que ayudan  con el cuidado del pelo. Por tal motivo, al mezclarlos no sólo se obtienen beneficios adicionales para el cabello, sino que también todo el proceso de aplicación se facilita enormemente.

Añade un rico aromatizante: bien es sabido que el aceite de ricino, por lo general, no tiene un mal olor, pero tampoco tiene una fragancia agradable o lo suficientemente fuerte como para ser percibida. Por tal razón, para dar ese toque de frescura y aroma, puedes añadirle 2 o 3 gotas de un aceite aromático de tu preferencia.

Una buena recomendación puede ser el aceite de rosa absoluta, lavanda, romero, eucalipto, menta, entre otros. En el caso de estos dos últimos también favorecen el crecimiento del cabello.

Calienta el aceite: cuando el aceite de ricino permanece mucho almacenado puede llegar a condensarse y ponerse más espeso. Así que, para ablandarlo un poco es recomendable que lo calientes justo antes de usarlo, de esta manera la textura mejorará y el proceso de aplicación será más sencillo.

Ahora bien, para calentar el aceite, lo primero que debes hacer es verterlo en un frasco de vidrio y asegurarte de taparlo muy bien. Luego coloca agua caliente en un recipiente grande y sumerge el frasco. Déjalo allí de 2 a 4 minutos.

Este paso lo puedes llevar a cabo con aceite de ricino puro o incluso cuando ya esté mezclado con otros aceites.

Aplicando

En algunas ocasiones, poner cualquier producto en tu cabello por primera vez podría causarte cierta ansiedad. No obstante, cuando se tiene suficiente información y se sabe cómo implementarlo correctamente, contrariamente, esto genera un poco más de confianza, sobre todo, sabiendo que al final del proceso obtendrás un estupendo cabello lleno de vida y salud.

En relación a esto, a continuación te daremos algunos consejos sobre cómo aplicar eficientemente el aceite de ricino en el cabello. Veamos:

Cúbrete el torso con una toalla: el aceite de ricino puede llegar a manchar, por esta razón es importante cubrirse los hombros y parte del torso con una toalla vieja. También resulta muy buena idea usar una camisa vieja, así podrás proteger mejor tus prendas de vestir.

Humedece un poco el cabello con agua: el aceite de ricino se puede aplicar perfectamente en el cabello seco o húmedo. Sin embargo, es mejor si el cabello está un poco húmedo, sobre todo si se lo está aplicando como acondicionador, ya que el aceite podrá fijarse más fácilmente.

Para humedecer el cabello  puedes utilizar un frasco para spray y llenarlo de agua, de este modo el cabello quedará húmedo, más no mojado.

Luego, coloca el aceite de ricino en un recipiente de boca ancha, de manera que puedas sumergir tus dedos fácilmente y tomar un poco del mismo, esparcelo por el cuero cabelludo y vuelve agarrar otra porción hasta que hayas terminado toda la superficie. También puedes utilizar un gotero y aplicar de a poco.

Masajea el cuero cabelludo: luego de haber puesto el aceite de ricino, masajea tu cabeza a través de movimientos circulares para así lograr estimular la circulación sanguínea, al realizar estos masajes, la efectividad del aceite se duplica. Y es que, un mejor flujo sanguíneo en la cabeza permite que los nutrientes entren mejor por los folículos pilosos.

Esparce el aceite: el aceite de ricino también se debe aplicar por el cabello. Para ello, debes tomar un poco del aceite y frotarlo en las palmas de tu mano. Luego, pasa las manos por el mismo, empezando desde las raíces hasta llegar a las puntas. Ayúdate con un peine para que el aceite se distribuya uniformemente.

Cúbrete el cabello con un gorro de ducha: una vez hayas impregnado todo el cabello con el aceite de ricino, debes envolverlo y sujetarlo con una pinza. Encima coloca el gorro de baño para evitar que el aceite caiga y manche cualquier superficie. Deja actuar por toda la noche.

Envuelve una toalla húmeda y caliente en el cabello: para ello, primero sumerge la toalla en agua tibia o caliente. Luego retira y déjala enfriar un poco antes de exprimir y colocarla sobre tu pelo. Al aplicar un poco de temperatura esta ayuda a que el aceite se absorba mejor.

Añadir a los productos para el cabello

Una de las mejores formas de aprovechar los beneficios del aceite de ricino para pelo, aparte de aplicarlo directamente, es añadiendolo a otros productos exclusivos para el cuidado del pelo.

Solo basta con que pongas unas gotas del aceite a tu champú o acondicionador y listo. Otra buena idea es añadir estas gotas en sueros capilares o acondicionadores que no requieren enjuague.

Creando mezclas de aceite

Antes mencionamos que el aceite de ricino se puede mezclar con otros tipos de aceites naturales. Partiendo de este hecho, puedes realizar múltiples mezclas que se ajusten a tus necesidades particulares.

Por ejemplo, si buscas acabar con la caspa, hay mezclas muy buenas que puedes probar. En el caso de querer reparar un cabello seco y dañado, puedes hacerlo desde casa mediante recetas sencillas.

Son miles las posibilidades en torno a las mezclas que puedes crear. Todo lo que tienes que hacer es buscar la receta que se adapte perfectamente a tus requerimientos.

¿Con qué frecuencia debo usar el aceite de ricino en el pelo?

Si bien antes dijimos que el aceite de ricino se puede utilizar en cualquier tipo de cabello, este puede actuar de manera diferente en cada uno. De allí que la frecuencia con que se use también haya que tomarse en cuenta, por esta razón dicha asiduidad depende de para que lo quieras usar y cual sea tu problema en concreto.

Si lo vas a usar como tratamiento para la pérdida de cabello lo recomendable es aplicarlo por lo menos, dos veces a la semana. En el caso de querer un pelo más sedoso y brilloso, puedes aplicar una dosis diaria agregandolo a tu acondicionador. Para este mismo propósito, puedes mezclar el aceite con aceite de coco y emplearlo una vez a la semana.

Ahora bien, independientemente del propósito para el cual quieres usar el aceite de ricino, debes tener presente que el uso constante es el que te dará mejores resultados. Así que si quieres obtener cambios sorprendentes y que sean notorios a simple vista, haz del aceite de ricino tu aliado e integralo como parte de tu rutina diaria.

El mejor momento para aplicar aceite de ricino en el cabello

En mucho del material encontrado sobre como usar el aceite de ricino para pelo recomiendan que el tratamiento se deje por largo tiempo, por lo general, toda la noche. Entonces, partiendo de esa idea, el mejor momento para emplear el aceite es en la noche, justo antes de acostarte. De esta manera, el aceite tendrá suficiente tiempo para aportar todos sus beneficios.

Por otro lado, poco hemos hablado de los beneficios que aporta el aceite de ricino en otras partes del cuerpo; sin embargo, ya teniéndolo en tus manos es bueno que lo uses en tu piel para que se vea más sana y radiante.

Cómo enjuagar eficazmente el aceite de ricino del cabello

La tarea de lavar el cabello luego de aplicar el aceite de ricino requiere de un poco de trabajo, todo debido a su naturaleza espesa y pegajosa. Todo este proceso puede convertirse en un gran reto, pero no te preocupes, a continuación te enseñaremos una técnica sencilla y rápida para lograrlo de manera efectiva. Veamos:

Usa agua tibia: humedece tu cuero cabelludo y cabello con agua tibia. Esto ayudará a que el aceite se afloje y los poros del cuero cabelludo se abran, permitiendo así que toda suciedad almacenada sea retirada con facilidad.

Aplica el champú: utiliza champú para pre lavar tu cabello. Para realizar este paso de manera efectiva, vierte un poco de champú en las palmas de tus manos y haz espuma. Esparcelo sobre el cuero cabelludo y todo el cabello y deja actuar por un minuto, seguidamente enjuaga.

El champú ayudará a eliminar el aceite, no obstante puede que queden algunos residuos, por lo tanto debes seguir con el siguiente paso.

Aplica acondicionador: esparce el acondicionador por todo tu cabello, deja actuar y retira. Este producto permitirá eliminar por completo los residuos del aceite.

Aplica nuevamente champú: usa nuevamente tu champú como de costumbre. Repite el procedimiento de ser necesario, pero recuerda no exagerar porque puedes perder toda la humedad que acabas de obtener del aceite. Trata de usar uno que no sea muy agresivo con tu cabello

¿Quieres saber cuales son las mejores marcas de aceite de ricino? Mira la lista que hoy hemos traído para ti.